Un poco de historia: cómo y cuando surge Hotmail

Hotmail es sin lugar a dudas una de las herramientas web más usadas a nivel mundial. La mayoría casi a diario proceden a iniciar sesión en Hotmail en busca de nuevos correos o bien para enviar algún mensaje a alguien. Sin embargo, poco se comenta acerca de la historia de este servicio web que, en su momento, llegó para cambiar muchas cosas en la vida de las personas.

HoTMaiL, así se escribía originalmente el nombre del servicio de correo creado por Sabeer Bathia y Jack Smith. Eligieron esa combinación de letras alternando mayúsculas y minúsculas para resaltar el lenguaje de programación utilizado para su creación, el HTML.

La-historia-de-hotmail

Fue lanzado comercialmente el 4 de Julio de 1996, fecha en la que se celebra la independencia de Estados Unidos. Para fines del siguiente año, Hotmail ya contaba con aproximadamente 8.5 millones de personas suscriptas. En Diciembre de 1997 se produjo la venta del sitio a Microsoft, quien desembolsó 400 millones de dólares para hacerse de la aplicación.

Con la llegada de Microsoft como nuevo dueño de Hotmail, se abrieron todas las fronteras y Hotmail llegó a todo el mundo, alcanzando de esa forma los 30 millones de suscriptores para el año 1999. De ahí en más todo ha sido un proceso de crecimiento y renovación, pese a que en el camino han surgido inconvenientes y han aparecido competidores, como lo es Google con su servicio de correo GMail.

En un principio, GMail se destacó y llamó la atención de los usuarios debido a la gran diferencia en la capacidad de almacenamiento que ofrecía. Eso impulsó a Microsoft a innovar aún más en su servicio y hoy por hoy terminó convirtiéndolo en el más completo del mercado al estar asociado a muchas otras herramientas como lo son Microsoft Office, Skype, Calendar, y todos los que puedes disfrutar día a día desde tu cuenta de Outlook.

Con el tiempo todo en Internet fue en crecimiento absoluto, los inversionistas impulsaron económicamente todos los proyectos que se vinculaban a la red de redes y eso permitió el crecimiento exponencial que ya se conoce. Con eso se logró que servicios como el correo Hotmail lograran disponer de un número de servidores mucho mayor y a su vez una rentabilidad más considerable, lo que se tradujo en una mejora sustancial en sus servicios.

De esta forma es que hoy por hoy llegamos a ser beneficiarios de las mejoras constantes. La capacidad de alojamiento ya no es un problema en ninguno de los servicios. Ya no sólo usamos nuestras casillas de correo para almacenar mensajes sino que día a día nos ocupamos de en Hotmail iniciar sesión para hacer uso de decenas de otros servicios asociados. Un ejemplo de ello son las herramientas de Office online, que nos dan la posibilidad de no tener que ocupar espacio en nuestro ordenador, sino que hacemos uso de aplicaciones que están funcionando en la nube constantemente.

No obstante, el no uso de espacio en nuestro disco duro no es la única ventaja que ofrece el hecho de poder disponer de servicios en la nube. De hecho lo más interesante es que desde una sesión de Hotmail podemos iniciar un trabajo o documento que luego podremos seguir trabajando en él desde cualquier parte del mundo sin necesidad de usar el mismo ordenador con el que iniciamos la actividad. A su vez, la posibilidad de poder trabajar en conjunto con otros usuarios .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.